Con fecha de entrada del día 27 de septiembre de 2016, los concejales del grupo municipal popular solicitaron al ayuntamiento la convocatoria  de una comisión o grupo de trabajo para tratar el tema por las partes afectadas – dentro de los plazos de alegaciones al expediente de disolución y en la mayor brevedad posible-.

Desde el partido popular han manifestado, desde el primer momento, que son los vecinos los que deben opinar y decidir sobre el futuro de la entidad. En esa línea, la portavoz popular Virginia Garrigues ha manifestado que: “debemos recoger la opinión de todos, sobre todo de los residentes de la zona, que son los más afectados”. Del mismo modo, “Al grupo popular nos hubiera gustado que las cosas se hubieran hecho de diferente manera, no comenzando la casa por el tejado.”

Para el PP local, la convocatoria de esta comisión y la presencia en ella de todos los grupos con representación y de los afectados, es totalmente necesario. “Algo que se debería haber hecho desde el principio”, comentaba la edil popular.
Por ello, los populares esperan que la petición sea apoyada por otros grupos políticos y cuente con el respaldo mayoritario de los representantes del pueblo de Alboraya.

Share →

Deja un comentario